Sentencian a 30 años de cárcel a mujer que planificó el asesinato de su hermano

El juzgado de Instrucción Mixto de Mineros sentenció a 30 años de cárcel a Olga L R. P. (40), acusada de planificar el asesinato de su hermano Armando R. P. (36) para quedarse con la herencia de su padre. Su pareja, Julio R. A., también recibió la misma pena por ejecutar el crimen.

El fiscal departamental de Santa Cruz, Roger Mariaca, dijo que durante la audiencia se demostró con elementos contundentes la autoría de los dos acusados, por lo que el juez determinó la pena máxima sin derecho a indulto. Mientras que, al hijo de la pareja, Leonardo A. R. (18) lo condenaron a 15 años de prisión por el delito de asesinato en el grado de complicidad. Todos cumplirán su sentencia en el Centro de Readaptación Productiva Montero (Cerprom).

“Los tres implicados reconocieron haber cometido el delito y de manera voluntaria, en presencia de sus abogados, solicitaron someterse a la salida alternativa de procedimiento abreviado. Asimismo, la Fiscalía presentó pruebas contundentes como el arma con la que le quitaron la vida a la víctima, acta de secuestro del motorizado que usaron para trasladar el cuerpo, informe de la autopsia de Ley, entre otros elementos de prueba que fueron valorados por la autoridad jurisdiccional que emitió sentencia”, explicó Mariaca.

De acuerdo a las investigaciones, la noche del 28 de enero del 2021 Olga L.R.P. llamó a su hermano Armando R.P para pedirle que la acompañe al hospital porque supuestamente se encontraba mal de salud.

Cuando el hombre llegó al domicilio de su hermana, ubicado en la comunidad de Chané del municipio de Mineros, subió a un vehículo donde se encontraba la hermana junto a su cuñado Julio R.A. y su sobrino Leonador A. R. Luego partieron con rumbo a Montero.

Sin embargo, en Saavedra, Julio bajó del motorizado y le disparó en la cabeza a su cuñado, logrando acabar con su vida. Luego, las tres personas llevaron a enterrar el cadáver en una zona descampada, cercana al vertedero de Normandía, en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

“Todo lo planificó mi esposa, yo me dejé llevar por el momento. Me dejé convencer por la presión de mi mujer. Fui presionado para cometer esta cosa tan horrible”, declaró Julio a la Policía.

Deja una respuesta

Atlantica OnLine Chatee con nosotros